Buscar

Madrepora

Etiqueta

traducción

La plaga de Henri-Martin Barzun

Carne nueva, carne de niño, carne rosa, carne naciente,

Carne símbolo de amor, carne símbolo de esperanza,

Carne virgen, tierna carne, pálida, cálida, inocente,

 

Es por ti que tomo, tímido, el incensario

Que pondrá sus perfumen en el umbral de la vida

Donde tus ojos van a abrirse y mirar sin ver.

 

¡Carne blanda, informe aún, láctea, indefinida,

Que la madre estrechará en un gesto ferviente,

Que fue su razón, su amante, su ansia!

 

¡Cosecha misteriosa en tierras de la nada,

Carne surgida a las claridades, planta púrpura, abrazada

Y extendiendo hacia el cielo sus palpitantes ramas!

 

Carne que los artesanos festejan a su llegada,

Amoldan con sus manos, riegan con felices llantos,

Carne débil, gemebunda, carne temblorosa, carne desnuda,

 

¡Carne que retiene los ojos, los labios y los corazones!

¡Carne que se pliega bajo su peso, carne muda, sorprendida,

Carne que hizo el sol con la carne de las flores!

 

Pareces aquí abajo de una caricia nacida

Y crecerás largo tiempo…

A los veinte años

Una voz te dirá: “Ven, sígueme…

Mata

o Muere…

La plaga de Barzun

[Aparecido originalmente en La terrestre tragedia y reproducido por la revista de la Asociación Médica de París, 1925. Traducción: Carlos Estela]

 

 

Legiones de monjes en Perú del XVIII

Moines au Perou_1725

“Agregaremos  lo que Frezier reporta en su bella y curiosa relación del viaje a la mar del Sur, a las costas de Chile, impresa con privilegio & aprobación en 1716. Este autor dice que el estado monástico que ha inundado toda Europa, se ha extendido aún más allá de los vastos mares, en las colonias más alejadas donde llena, hasta los últimos recovecos, habitados por los cristianos, pero es particularmente en Lima, capital del Perú, que se ven legiones de monjes cuyas casas han absorbido la más bella y la mayor parte de la Ciudad…”

Brice, Germain. (1725). Nouvelle Description de la Ville de Paris et de tout ce quelle contient. París: Edición de Julien-Michel Gandouin.

Nouvelle Description de la Ville de Paris et de tout ce quelle contient_1725

Sombra de Apollinaire

apollinaire

hace unos días, en la Plaza Francia, durante el round de Lima de sus poetas por Westphalen, releí un poema antiguo que escribí en loor de Apollinaire… hoy tropecé durante el almuerzo con Guillaume. aquí un poema de soldado traducido durante el rancho:

Sombra
He aquí usted de nuevo cerca de mí
Recuerdos de mis compañeros muertos en la guerra
El olivo del tiempo
Recuerdos que no son sino uno solo
Como cien pelos no hacen un abrigo
Como esas miles de heridas no hacen sino un artículo en el diario
Apariencia impalpable y sombría que tomaste
La forma cambiante de mi sombra
Un indio en el afuste por toda la eternidad
Sombra que se arrastra cerca de mí
Pero usted no ya no me escucha
Usted no conocerá más los poemas divinos que canto
Mientras yo la escucho yo la veo todavía
Destinos
Sombra múltiple que el sol te guarda
Usted que me ama lo suficiente como para abandonarme jamás
Y que danza al sol sin levantar polvo
Sombra tinta del sol
Escritura de mi luz
Arcas de recuerdos
Un dios que se humilla

Bucólico

Este es un fragmento de un antiguo poema sumerio dedicado a Dumuzi o Dumuzid que se supone data de 1700 antes de Cristo. Es una breve descripción de su hermana Gesthinanna, “celestial uva de vino”. Trad. C.Estela

Bucólico

Su hermana, de lira de dulce voz,

La doncella Gesthin-anna, se posa en el aprisco,

Ordeña la cordera y da al cordero,

Ordeña la cabra y da al niño,

En su mano derecha sostiene el tarro,

En su mano izquierda la Joven carga una lira

y un arpa

bucólico

Georges Jean: pedagogo & poeta

*

En tren viaja el tiempo
Paisajes que se abren
Cuando queremos morderlos
Casas como ojos
De falsos párpados
Gente que camina
Tristes jardines
Ríos
Sentarse por fin…
Pero llegué hasta el final del viaje

*

Porque las palabras
Porque las palabras manan del mar
Porque las palabras chorrean sobre los muros de las ciudades
Garras Caricias Puñaladas y Sedas
Porque las palabras desgarran la prisión de la memoria
Porque las palabras devoran mi vida.
 georges jean

Georges Jean nació en Francia, en 1920. Además de publicar algunos libros de poemas como Para nombrar o las palabras perdidas o En tren viaja el tiempo, conjuntos de los que extraemos respectivamente los poemas que presentamos, Jean publicó muchas antologías de poesía infantil y una buena cantidad de ensayos y artículos (Bachelard: La infancia y la pedagogía, Para una pedagogía de lo imaginario, entre otros.) en los que aborda el tema de la creatividad y la escritura poética en el aula. Lamentablemente, no existen muchos libros suyos en versión castellana.

TRADUCCIÓN DE CARLOS ESTELA

henri michaux: la pereza

El alma adora nadar.

Para nadar es necesario extenderse sobre el vientre. El alma se disloca y parte. Se va nadando. (Si su alma se va cuando está usted parado, o sentado, o con las rodillas flexionadas, o los codos, con cada diferente posición corporal, el alma partirá con un comportamiento y formas diferentes, es lo que desarrollaré más tarde.)

A menudo se habla de volar. No es eso.  Lo que hace es nadar. Nada como las serpientes y las anguilas, jamás de otra manera.

Es así que muchas personas poseen un alma que adora nadar. Se les llama vulgarmente perezosos. Cuando el alma abandona el cuerpo por el vientre para nadar, se produce tal liberación  de no sé qué, es un abandono, un goce, una relajación tan íntima.

El alma se va a nadar en el hueco de la escalera o en la calle siguiendo la timidez o audacia de un hombre porque ella siempre conserva un hilo de ella a él y si este hilo se rompiese (en ocasiones se hace muy tenso pero es necesaria una fuerza pavorosa para romper el hilo), sería terrible para los dos (para ella y para él).

Cuando ella está ocupada nadando lejana mediante este simple hilo que une al hombre al alma se cuelan volúmenes y volúmenes de una especie de materia espiritual, como lodo, como mercurio o como un gas –goce sin fin.

Es por esto que el perezoso es incorregible. No cambiará nunca. Es por esto que la pereza también es la madre de todos los vicios. Porque… ¿quién es más egoísta que la pereza?

Tiene fundamentos que el orgullo no tiene.

Pero la gente se ensaña con los perezosos.

Mientras ellos están acostados se les golpea, se les arroja agua fría en la cabeza, rápidamente deben traer su alma. Entonces ellos los miran con esa mirada de odio que se conoce bien y que se ve sobre todo en los niños.

(EXTRAÍDO DE LA NUIT REMUE /TRADUCCIÓN: CARLOS ESTELA)

en treinta y tres pedazos / rené char

2

Avant de te connaître, je mangeais et j`avais faim, je buvais et j`avais soif, bien et mal m`indifféraient, je n`étais pas moi mais mon prochain.

 

Antes de conocerte comía y tenía hambre, bebía y tenía sed, bien y mal me indiferían, no era yo sino mi prójimo.

 

5

Moi qui n´ai jamais marché mais nagé mais volé parmi vous.

 

Yo que jamás he caminado sino nadado y volado entre ustedes.

 

11

Mais l´angoisse nomme la femme

Qui brodera le chiffre du labyrinthe.

 

Pero la angustia nombra la mujer

Que bordará la cifra del laberinto.

 

17

Il faut trembler pour grandir.

 

Es necesario temblar para crecer.

 

29

Donnons les prodiges à l´oubli secourable.

 

Entreguemos los prodigios al olvido protector.

 

el tema de char es la poética, el oficio del poeta, la ética. hacia un idioma personal. versiones de carlos estela

 

 

 

 

 

 

 

 

nube con voces / salah stétié

foto por Stéphane Barbery

 

Cerca de las hormigas de estas montañas
Bajo la belleza del espíritu bajo la desdicha
Del espíritu y bajo el árbol

Establecido en la viudez del vacío
: Más silencioso que el silencio el cuervo
Ya no tiene nombre en la nulidad
Nulo

Dios de hormigas en el rojo
De un campo Dios de cordero bello
En las puertas estrelladas

*************

Dios de hierba y de hierba
(: y la ribera de hierba)
(Sierva del sexo de hierba)

Para el hijo de la nube
Sobre el bosque de silencio
Antes del espíritu

: Signo fresco y fiel de negra estrella
En la separación de la idea hija
Somnolienta, y sus rodillas, en el grito

salah stétié. poeta libanés de expresión francesa.
versión de carlos estela

 

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑